Seguridad

Seguridad

Recomendaciones básicas de Scotiabank para clientes que utilizan Internet como herramienta de comercio electrónico.

  • No respondas ningún e-mail donde se te solicite información de tipo financiera o personal sin antes verificar el origen de dicho e-mail con la entidad correspondiente. Tené en cuenta que los datos más críticos de tus tarjetas de crédito son su número, fecha de vencimiento y código de seguridad. Scotiabank nunca te solicitará información específica sobre tus cuentas, tarjetas o claves de acceso vía correo electrónico ni por páginas electrónicas referenciadas (links) a través de dicho medio. Si recibís un e-mail solicitando este tipo de información, reportalo inmediatamente al Servicio de Atención al Cliente, al (02) 1991.
  • No accedas al sitio de Scotiabank a través de links insertos en e-mails. Te recomendamos agregar la dirección de correo de Scotiabank (www.scotiabank.com.uy) en tu lista de favoritos o bien digitala en la barra de direcciones de tu navegador.
  • No compartas con nadie y bajo ninguna circunstancia tus claves de acceso a banca electrónica, servicios de Home Banking, PIN de tus tarjetas de débito o crédito.
  • Utilizá claves de acceso con largos mínimos de 8 dígitos. No utilices secuencias numéricas o alfabéticas obvias. Tratá de no utilizar nombres propios, fechas (aniversarios, nacimientos, etc.), número de tu casa, matrícula de tu vehículo o cualquier otro dato que pueda ser conocido por más personas y relacionado con vos. Una buena práctica es utilizar secuencias alfanuméricas que únicamente tengan sentido para vos, de modo que te resulte fácil de recordar, pero sea difícil de descubrir.
  • No utilices computadoras públicas para realizar operaciones por Internet en banca electrónica.
  • Mantené actualizado el antivirus, antispyware, el navegador que utilizás para acceder a Internet y el sistema operativo de tu computadora. Poné especial atención en las más recientes actualizaciones de seguridad del mismo; estas corrigen vulnerabilidades de seguridad detectadas por los fabricantes. Sugerimos encarecidamente el uso de firewall personal en tu computadora para aumentar el nivel de protección y la utilización de certificados digitales para transaccionar en banca electrónica.
  • No descargues software a tu computadora de sitios desconocidos o que te merezcan sospechas.
  • Antes de realizar compras en Internet, buscá información sobre el sitio en el que pretendés realizar transacciones para tratar de verificar, dentro de lo posible, que se trata de una empresa seria.
  • Leé bien las condiciones de la compra antes de efectuarla, ya que muchos sitios utilizan modalidades de cobro mediante las cuales pagás todos los meses una cuota por el servicio o producto, lo cual podría no ser lo que finalmente pretendías.
  • Verificá antes de realizar transacciones que el sitio en el que te encontrás es seguro. En caso de no serlo, evitá ingresar información confidencial. Te recordamos que las páginas de Scotia en Línea de Scotiabank son seguras manteniendo un adecuado nivel de encriptación entre tu computadora y nuestro sitio. Por mayor información sobre el Certificado Digital SSL utilizado por Scotiabank, hacé clic sobre el sello VeriSign Secured desplegado en las páginas seguras del Banco, las que podrás identificar al visualizar el protocolo HTTPS en lugar de HTTP en la barra de direcciones o navegación de tu navegador. Una vez que comience a transmitir datos cifrados, tu navegador mostrará símbolos que te permitirán identificar que la comunicación está encriptada. Buscá en la barra inferior de tu navegador un candado o una llave dependiendo del tipo de navegador que utilices. Ante cualquier inconveniente que pueda surgir, recordá que el número telefónico del Servicio de Atención al Cliente de Scotiabank es (02) 1991.

Recomendaciones de Scotiabank para el uso seguro de tu tarjeta de crédito o débito, y así evitar el robo de identidad.

  • Firmá tu tarjeta en el momento en que la recibís de Scotiabank. De esta manera, los comercios donde la utilices podrán comparar tu firma con la de tu documento de identidad, evitando que otras personas puedan hacer uso de la misma.
  • No proporciones tu número de tarjeta, la fecha de vencimiento de la misma y/o el código de seguridad a ninguna persona que te lo solicite en forma telefónica, aunque tu interlocutor mencione que la información se solicita por razones de seguridad o verificación, a menos que estés totalmente seguro de la identidad de la persona que te está llamando y de la entidad a la que representa.
  • Protegé tus tarjetas como si fuese efectivo; nunca las dejes fuera de tu vista.
  • Memorizá tu PIN. No lo lleves impreso junto a tu tarjeta y evitá usar claves obvias.
  • Verificá siempre que en los comprobantes de venta esté impreso el monto correcto de la compra antes de firmarlos. Guardá las copias de tus comprobantes y comparalos con los estados de cuenta mensuales para asegurarte de que no existan cargos no autorizados.
  • No permitas que los cajeros o vendedores anoten tu dirección en los recibos de la transacción (salvo que el mismo sea impreso por el mismo sistema de facturación del comercio), ni el número completo de tu tarjeta. Este deberá aparecer enmascarado en los recibos electrónicos generados por terminales de tipo POS o bien por sistemas del propio comercio, no así en los manuales donde se imprime el relieve del plástico. Tampoco deberás permitir que tu código de seguridad sea impreso bajo ningún concepto. Esta información no es necesaria para el comercio; únicamente se utiliza para gestionar la autorización de la compra por parte del emisor de la tarjeta.
  • Limitá el número de tarjetas y otra información personal que llevás en la cartera, bolso o billetera. En caso de pérdida o robo, reportá el incidente inmediatamente a nuestro Centro de Autorizaciones al (02) 1401800 para evitar que se realicen consumos posteriores al reporte.
  • Recordá que tu tarjeta es solo para uso personal. Si querés extender las ventajas y beneficios de la misma, solicitá adicionales sin costo.
  • Mantené a buen recaudo tus estados de cuenta, ya que incluyen información de interés para alguien que quiera robar tu identidad.
  • Mantené tus datos actualizados para que podamos ofrecerte un mejor servicio.